¿Se venden coches? se venden casas. ¿Por qué?

Los principales indicadores económicos de nuestro país son, como sabemos, el número de  transacciones automovilísticas y las operaciones de compra-venta de inmuebles.

Los expertos señalan, además, que la matriculación de turismos es un indicador avanzado de lo que hará la vivienda. Hacen hincapié en que cuando hay confianza en la economía y una mejora del empleo, la primera decisión de compra es la del coche y después viene la de la casa. Las estadísticas lo constatan.

Haciendo un recorrido por las estadísticas facilitadas por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), y por el Instituto Nacional de Estadística (INE), desde el estallido de la crisis en 2007, se puede ver que las ventas de ambos activos comenzaron a bajar hasta tocar suelo en el 2009.

En aquel año, en 2009,  el Gobierno aprobó el Plan 2000E para reanimar las compraventas de vehículos, una ayuda que se extendió entre junio de ese año y mayo de 2010. En este periodo los ciudadanos consiguieron mejorar la estadística pero desde mediados de mayo hasta comienzos de 2012 las matriculaciones volvieron a bajar a mínimos históricos por la falta de ayudas. Lo mismo pasó con las viviendas.

¿Por qué esa correlación entre coches y casas?

Jaume Roura, presidente de la patronal de concesionarios, hace hincapié en esta idea al señalar que la venta de coches es la primera que entra en crisis pero que también es la primera que sale de ella y es lo que se ha podido ver en esta última crisis que ha azotado a España.

Está claro que automoción e inmobiliaria siguen caminos y ciclos muy paralelos. Y esto es porque las decisiones se toman influenciadas por los mismos factores:

– Son compras por importes elevados.

– No son compras recurrentes. Es decir, que una persona o familia no compra vivienda o coche todos los años. Son, por tanto, compras en las que influyen las perspectivas de futuro.

Si creemos que hay incertidumbre y riesgo en el futuro, por ejemplo riesgo de perder el trabajo, retrasaremos estas compras hasta tener más seguridad. Cuando aumenta la confianza de consumidores y hogares, ambos tipos de compras se recuperan.

– Son compras para las que no nos fijamos sólo en nuestros ingresos actuales, sino en cómo pueden ser esos ingresos a lo largo de un periodo de tiempo.

– Son compras en las que habitualmente se recurre a financiación, generalmente bancaria.

Otro factor que influye en la decisión de adquisición de un coche o de una vivienda son los impuestos. Si el Gobierno reduce el IRPF (como ha ocurrido en los últimos años), a las familias les queda más renta disponible, con lo que disponen de más ahorro y también cuentan con más capacidad de consumo.

El empleo, la clave para la recuperación del mercado inmobiliario.

Aunque el acceso a una hipoteca o el precio de la vivienda son dos factores con mucho peso en la decisión de compra de una vivienda, lo cierto es que hay otro factor de más calado aún: el empleo.

La evolución del mercado laboral es la que marca, obviamente, la tendencia del mercado y determina si aumenta o descienden las ventas de casas.

Cruzando los datos de empleo publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con los de compraventa de viviendas del Ministerio de Fomento se observa que la evolución de ambos indicadores es inversamente proporcional: a medida que desciende el paro aumenta el número de operaciones inmobiliarias cerradas, y viceversa.

El factor determinante para el despegue de las ventas de viviendas en España no está siendo ni la apertura del crédito ni los ajustes de precios sino la creación y la perspectiva del empleo a medio plazo.

Esto es, si se crea empleo de “calidad” y  aumenta la capacidad de ahorro, se venden más casas con indiferencia de lo que suceda con los precios, la evolución del mercado hipotecario y el stock.

Si quieres tener información actual sobre el mercado inmobiliario, no dudes en contactarme.

Publicado por María del Mar Aragón

Relacionándome con personas desde siempre. Más de once años en el ámbito deportivo para pasar a formar parte, después, de un sector controvertido como es el inmobiliario.¿Por qué este sector? la mayoría de mis amigos están en el y con amplias trayectorias. Personas fiables, generosas, cercanas... ¡No era lo que me habían contado de este sector! Ser asesor tiene ingredientes que, ya antes de conocer este ámbito, me atraían: trabajo a píe de calle, fotografía, creatividad... y personas. Personas con proyectos, historias y motivaciones en los que poder participar y facilitar. Un sector en el que derribar clichés, estereotipos e ideas preconcebidas del único modo que sé y considero loable: trabajando, trabajando y trabajando. "Lo que haces habla tan fuerte que no se oye lo que dices; haz" ¡Hagamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: