He heredado una vivienda, ¿cuáles son los gastos e impuestos?

En España tenemos muy arraigado el concepto de tener vivienda en propiedad. En épocas de crisis, optamos mayoritariamente por el alquiler, si bien, en momentos de bonanza el ciudadano español prefiere ser propietario. Y ocurre porque entendemos que esta posesión puede ser un buen “colchón” en caso necesario o ser un plan de pensiones asegurado para nuestra vejez si vendemos nuestra propiedad.

Más del 80% de las familias en España tiene al menos una vivienda en propiedad. Comprar una vivienda supone una de las mayores decisiones económicas para los españoles y, en consecuencia es uno de los bienes de mayor valor en una herencia.

Sin embargo, recibir una casa en herencia puede convertirse en un “caramelo envenenado”, ya que para ejecutar la recepción de la herencia se han de realizar una serie de trámites, que conllevan un coste que no siempre se puede asumir.

Gastos de heredar una vivienda

El Impuesto de Sucesiones

Hasta abril de 2019 Andalucía sufría una de las cuotas más altas de impuesto en concepto de herencias y sucesiones. Este fue bonificado al 99% para las herencias con una cantidad hasta el millón de euros.

Además, también se redujo al 50% el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para las familias numerosas y se rebajó el tramo autonómico del IRPF donde se eliminaron además varias escalas para igualarlas al nivel nacional.

Plusvalía municipal

Este impuesto se paga tanto si se opta por la transmisión de titularidad de la vivienda como si se vende, dona o hereda y depende de una serie de parámetros y porcentajes establecidos por cada Ayuntamiento.

En el caso de las herencias, el pago se realiza en el momento en el que heredas la propiedad.

Otros impuestos y gastos

Todo bien inmueble está obligado por ley a tributar impositivamente en el municipio que le corresponda el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, variando este en función de la categoría catastral que tenga el inmueble.

Del mismo modo, las viviendas con garaje están obligadas a tributar por la licencia de vado o paso de vehículos, en aquellos municipios que así lo exijan.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de los gastos derivados del mantenimiento mismo de la vivienda (suministros, arreglos, etcétera).

Asesórate para evitar quebraderos de cabeza

Opciones del heredero o herederos

¿Qué hacer con una vivienda heredada? Si aún no se dispone de vivienda en propiedad, la opción de asumir todos y cada uno de los costes que hemos desgranado puede resultar una opción atractiva.

En muchos casos, el comprador se encuentra sustituyendo la mensualidad del alquiler por el pago fraccionado de los costes de la sucesión.

El mayor problema recae en aquellas familias que con una vivienda en propiedad, reciben en herencia una segunda propiedad y no quieren o no pueden hacer frente a los gastos derivados de la recepción y mantenimiento de la misma.

Así pues, veamos cuáles son las opciones que tienen los herederos:

Vender la vivienda

La solución menos gravosa para el heredero, que aun cuando debe hacer frente a los gastos de herencia y cambio de titularidad de la vivienda, así como el correspondiente IBI del año en curso y la plusvalía que pueda obtener de la venta, su responsabilidad acaba aquí.

Recuerda que, en el caso de la venta de una vivienda heredada, para el cálculo de la plusvalía en el I.R.P.F., se toma como referencia el valor declarado en la herencia.

Alquilar la vivienda

En un momento de aumento del precio de los alquileres, son muchos los propietarios que optan por el alquiler de la vivienda que se ha heredado. Tenga en cuenta los gastos que esta decisión acarrea.

Existe una tercera vía

Mantener la vivienda sin utilizarla para obtener una rentabilidad a futuro. En esta opción, el propietario no obtiene rentas de la vivienda, pero, por el contrario, tributa por ella como un bien que genera un beneficio. A lo que se suman todos los gastos de mantenimiento, el IBI y la potencial pérdida de valor si esta acción no se realiza de forma adecuada.

También puede ocurrir que la propiedad a heredar tenga cargas, ya sea por una hipoteca pendiente o embargos, y el beneficiario prefiera renunciar a la herencia, siendo este un derecho que le asiste.

Si deseas conocer cual es la opción más interesante y beneficiosa para ti, no dudes en contactarme.

Publicado por María del Mar Aragón

Relacionándome con personas desde siempre. Más de once años en el ámbito deportivo para pasar a formar parte, después, de un sector controvertido como es el inmobiliario.¿Por qué este sector? la mayoría de mis amigos están en el y con amplias trayectorias. Personas fiables, generosas, cercanas... ¡No era lo que me habían contado de este sector! Ser asesor tiene ingredientes que, ya antes de conocer este ámbito, me atraían: trabajo a píe de calle, fotografía, creatividad... y personas. Personas con proyectos, historias y motivaciones en los que poder participar y facilitar. Un sector en el que derribar clichés, estereotipos e ideas preconcebidas del único modo que sé y considero loable: trabajando, trabajando y trabajando. "Lo que haces habla tan fuerte que no se oye lo que dices; haz" ¡Hagamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: