El dilema de la manta corta: cuando tenemos que elegir entre dos opciones malas

¿No te ha ocurrido que estás tranquilamente en tu sofá y tienes frío, así que estiras la manta para cubrirte la cabeza, pero te das cuenta de que tus pies han quedado al descubierto? Pronto vuelves a sentir frío, así que vuelves a arreglar la manta, pero al cubrirte los pies, dejas al descubierto la cabeza. Frustrante.

El dilema de la manta corta es una teoría intuitiva según la cual, es imposible taparnos tanto la cabeza como los pies al mismo tiempo porque nuestra manta no tiene el largo suficiente. Por tanto, nos vemos obligados a elegir entre dos opciones, pero ninguna de ellas nos va a satisfacer por completo.

La cuestión es de analizar cuando, de forma automática, aplicamos ese tipo de razonamiento a los conflictos más complejos de la vida y asumimos – o nos hacen creer – que solo tenemos dos opciones y que debemos decidir entre ambas, aunque sean insatisfactorias.

La espiral de la dualidad

Las dos opciones que tenemos son impuestas; o sea, suelen surgir de limitaciones externas y sea cual sea la solución por la que apostemos, se convertirá en una fuente de frustración. Por eso, muchos problemas de “manta corta” suelen generar dudas y/o remordimientos. Nos preguntamos qué habría pasado si hubiéramos elegido la otra opción.

Una de las principales trampas que nos tienden los dilemas de manta corta es que encierran nuestro pensamiento dentro de un esquema en el que solo existen dos soluciones. Se convierten en una limitación que nos impide contemplar cualquier solución que salga de los estrechos límites establecidos.

De hecho, exponer dilemas de manta corta es una estrategia de manipulación a nivel social bastante común. Es habitual que nos brinden solo dos soluciones para elegir. ¿Derecha o izquierda? ¿Salud o economía? ¿Desarrollo o contaminación?

La trampa radica en que destinamos tantos recursos cognitivos a evaluar los pros y los contras de las dos soluciones predeterminadas que olvidamos mirar más allá para encontrar un camino alternativo. Quizá la alternativa que encontremos no sea ideal, pero al menos puede ser más práctica y/o satisfactoria que las dos opciones iniciales.

Otras veces somos nosotros quienes creamos y caemos en ese falso dilema. A veces estamos tan imbuidos en el problema o cegados por las emociones que no somos capaces de ver más allá de las opciones evidentes. Ese tipo de situaciones pueden hacer que nos planteemos falsas dicotomías. Podemos pensar, por ejemplo, que solo podemos decidir entre mantener una relación de pareja insatisfactoria o romper y quedarnos solos para siempre.

Cuando las emociones toman el mando, no pensamos con claridad y tendemos a buscar soluciones extremas y opuestas. En práctica, los falsos dilema de manta corta encierran nuestro pensamiento en una caja muy pequeña. Alimentan una forma de pensar dicotómica en términos de bueno o malo, blanco o negro, positivo o negativo. Ciegos a otras posibilidades, no somos capaces de explorar soluciones alternativas, de manera que elegimos siguiendo el guion que otros han escrito para nosotros o que nosotros mismos nos hemos impuesto.

Romper esquemas

A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas”, escribió Marcel Proust. Para escapar del efecto de la manta corta debemos dejar de pensar que solo existen dos soluciones.

En su lugar, es mucho más constructivo decirnos que, hasta el momento, solo hemos visto las dos soluciones más evidentes o las dos alternativas que alguien nos ha propuesto, pero eso no significa que no existan otros caminos por explorar.

Para solucionar el problema de la manta corta tenemos que cambiar nuestro enfoque. Es probable que no podamos estirar la manta, pero podemos asumir una posición fetal para cubrirnos mejor. También podemos recurrir a una segunda manta. O ponernos unos calcetines más gruesos.

La clave consiste en ser conscientes de que nuestro problema puede ser el largo de la manta, pero la necesidad a satisfacer es el frío. Al cambiar el enfoque salimos de la dicotomía aparentemente insalvable para encontrar una solución más satisfactoria a la auténtica necesidad que se encuentra en la base.

A veces, solo necesitamos mirar más allá del supuesto problema o conflicto. Cuando nos enfocamos en la necesidad, sin respuestas predeterminadas – o yendo más allá de las mismas – podemos descubrir un abanico más amplio de soluciones que probablemente sean más satisfactorias y adecuadas a nuestras circunstancias.

  • Fuentes: La Mente es Maravillosa y Rincón de la Psicología

Todo cambió ¿Y tú?

Menudo revés …. Tan imprevisible como generalizado, tan implacable como absolutista…
Y este revés viene para poner del derecho lo que habría de ser prioritario: familia, hogar, solidaridad… Viene para poner al humano en su lugar y darle su lugar a la naturaleza.
Nuestra cotidianidad se convirtió en extraordinaria, de la noche a la mañana, y la autoría la tiene un virus microscópico e imperceptible; poco menos que paradójico, ¿no? Nuestro estado de bienestar patas arribas y muchas las personas sumidas en situaciones complejas, tristes y, también, retadoras.
Indudablemente va a cambiar, ya ha cambiado, el rumbo que seguía nuestra economía, nuestros negocios, nuestra forma de trabajar y también nuestra forma de priorizar.


Aportas o apartas
Y el asesor inmobiliario tiene que estar a la altura para responder a las necesidades de todas las personas que necesitan salvaguardar y gestionar su patrimonio. Ese hogar que ha sido refugio, espacio de trabajo, guardería, gimnasio…. Debemos estar a la altura.
Y cuando digo el asesor inmobiliario hablo de todos y cada uno de los agentes, los gerentes, coordinadores, administrativos, CEOs …. toda la comunidad inmobiliaria. Cada cual, desde su posición, haciendo lo que corresponde y validando todos esos slogans y frases bien sonantes que proliferan por campañas en multi canal. Esta crisis sanitaria pone a prueba a las personas y también a las empresas. A estas últimas, de cara al usuario y también de sus componentes
Siempre se nos tilda de “enseñapisos” (entre otras muchas etiquetas) y el Covid nos ofrece el escenario para demostrar, ahora que no se pueden enseñar inmuebles, que hacemos mucho más.


La demanda inmobiliaria en esta nueva realidad
Mucho se ha hablado y escrito sobre el rumbo que tomará nuestro sector tras esta etapa de reclusión. Predicciones, pronósticos y comparaciones enmarcadas, como no, en una plataforma de webinar y conexiones interminables. Y aunque adivinos no somos si somos valientes para entrar en esta “porra” predictiva donde el premio es un – “tomaaaa, lo sabía…”
El usuario va a querer volver a la periferia, a zonas menos saturadas de personas, a las casas con porche y jardín y vecinos en distancia de seguridad permanente. O no.
Y es que las grandes ciudades han sido los grandes focos por la proporcionalidad de sus moradores, pero también las grandes solucionadoras. Los recursos técnicos, humanos y de infraestructuras han venido de manos de las grandes urbes, luego también habrá personas que se hayan sentido aisladas y quieran acercarse a las localidades más habitadas.
Puedo querer cambiar mi piso de cincuenta metros por uno con terraza amplia y tres habitaciones y que sea el Covid, precisamente, lo que haya propiciado que me despidan y tenga que marchar de alquiler a un estudio…
Tantas situaciones como personas y al igual que este virus no se ha comportado igual en toda nuestra geografía, el sector se manifestará de múltiples formas según cada ciudad, localidad o aldea. Así que ya te adelanto que tu pronostico puede ser acertado en Cuenca y Tomelloso y fallar de pleno en Valladolid y el Almendralejo. Acertaremos todos y ninguno, sí.
Habrá “quieros”” y no puedos”, también “puedos” y no quise. Inversores que se retiran y moderados que se lanzan a la inversión, también contratos fijos y nominas que ya no sirven y se sustituyen por negocios y emprendimiento.

Nueva realidad personal y profesional

En tiempos de confusión hemos de tenerlo aún más claro.
Habrá menos vendedores, también menos compradores. Los leads serán más maduros, pero sus motivaciones acentuadas por la severidad de esta situación…. Como decíamos, muchas ideas lanzadas al aire.
Si bien no podemos establecer con exactitud como actuara el usuario, sí que podemos determinar cómo desarrollaremos nuestro trabajo como asesores inmobiliarios.
En estos momentos es cuando cotiza al alza un asesor especializado, un asesor experto y bien focalizado en momentos de incertidumbre. Sin entender la especialización como una fuga de oportunidades. Es más fácil y coherente ser bueno en una cosa que en multitud de ellas, ¿no crees?
Un asesor que no se “venda” ni se pierda en frases bien queda, por que recién salimos de unos meses en los que muchas máscaras parlanchinas se han caído. Un asesor que aporte valor y cuyos servicios todos deseen comprar, todos los que están dentro del nicho de gestión de ese agente, me reitero.
Este periodo también ha evidenciado, por si cabía duda, la importancia de los canales de comunicación on-line y el marketing digital; y esta forma de comunicarnos se ha impuesto y no se va a marchar.
Nuestro sector, como las demás áreas y profesiones están a examen. Y a examen habremos de someter todos nuestros business plan y estrategias. Porque los tenemos, ¿verdad?Si, es que eso es harina de otro costal. Si hasta ahora ibas improvisando y organizando sobre la marcha, ya has podido evidenciar lo importante de un mapa de ruta realista a la par que adaptable.
¿Cómo atraer, entonces, a ese cliente con el que queremos trabajar? Dedicándoles tiempo y cariño. Esta frase, en apariencia, tan sencilla de Víctor Küpper define muy bien lo que todos queremos y esperamos del resto.
Conozcamos a nuestro nicho de mercado a la perfección para ofrecerles una atención excelente, con un mensaje único y exclusivo a sus necesidades.
Ahora, más que nunca, debemos superar las expectativas de nuestros usuarios, cuidando cada una de las micro acciones que realizamos para poder dar forma a un todo que pueda definirse como experiencia del cliente propiamente. Y eso habrán de señalarlos ellos.
Podemos tener muy buena impresión de lo que hacemos y que no se vea tan perfecto de puertas para afuera (y seguro el resto no lo verá como nosotros). Evaluemos constantemente
cada acción por medio de encuestas y testeos, dejemos que el usuario nos cuente para poder dar en la diana.
El usuario solo puede saber que hacemos algo mas que enseñar viviendas si se lo contamos.
Hagamos y contémoslo.

La Vivienda tras el Covid

La crisis del Covid-19 ha golpeado con mayor o menor incidencia a un amplio rango de sectores, entre los que no puede escaparse el inmobiliario. La oferta y la demanda de viviendas han ido fluctuando en las últimas semanas guiadas por la incertidumbre, por lo que van a producirse ajustes de precios, mientras por el lado de la inversión sigue habiendo interés en España. Tendrán lugar, además, en un contexto en el que la pandemia ha cambiado los hábitos y, por tanto, las características que queremos que tengan nuestras viviendas.

Nuestra previsión es que sí haya un ajuste de precios en la compra de vivienda»

La incertidumbre lleva inevitablemente a un atraso en las decisiones de consumo de todo tipo, pero especialmente de compra de vivienda, probablemente la más importante que puede tomar una familia. Ha ocurrido durante los primeros momentos de la pandemia, pero la demanda ha vuelto a recuperarse según iban encajando las piezas de la desescalada. Hasta el punto que en estos momentos «la demanda está en máximos».

Mientras la demanda está en máximos, en la oferta también han cambiado las tendencias. Lo que hemos visto respecto a otras crisis es que se ha retirado parte del mercado y parte ha ido hacia el alquiler. La gente ha visto que no tiene esa necesidad de liquidez inmediata.

El equilibrio entre estas nuevas demanda y oferta dará lugar a cambios en los precios. Nuestra previsión es que sí haya un ajuste de precios y el pulso de los inversores indica que empezarán a realizar compras en las grandes ciudades cuando el ajuste se sitúe en torno al 5% o 10%. Los inversores siguen buscando posiciones en España.

Desde el punto de vista jurídico resulta muy atractivo el arrendamiento con opción de compra»

Jardines, piscinas y aire

Las costumbres adquiridas durante el confinamiento han cambiado la forma en la que miramos al lugar donde habitamos. Si antes, en general, prestábamos más atención a la ubicación de nuestras casas, ahora son el espacio y las comodidades, como jardines o piscinas, las características que buscamos en una vivienda.

Está búsqueda de casas, que suelen situarse en las afueras de las ciudades, de momento está llevando a la gente al alquiler de chalets, una tendencia que podría convertirse en compra con el tiempo, especialmente si el teletrabajo se mantiene. Sin embargo, al tiempo que esta nueva demanda existe se produce una «polarización» del mercado, pues otros ciudadanos están tomando el camino opuesto.

¿Llevará esta ecuación de búsqueda de mejor calidad de vida y teletrabajo a poder llenar la España Vaciada?  Este reto, que depende de otros muchos factores, no será tan sencillo. Estamos viendo a quien busca salir de la ciudad e ir a zonas más «rurales», pero el que se va sigue requiriendo servicios de calidad de la vida a la que está acostumbrado. Sería muy optimista pensar que vamos a solucionar el problema de la España Vaciada», apuntan los expertos.

Oficinas

A la falta de servicios que impera en algunas zonas rurales y que impide el traslado automático de trabajadores se une el hecho de que algunas actividades requieren de presencia física, por lo que no pueden realizarse de forma telemática, por lo que la demanda de oficinas va a continuar.

Así, aunque el auge del teletrabajo va a tener incidencia en el mercado de las oficinas, no representará una debacle para el sector. Va a haber una relajación en las rentas de oficinas y, como consecuencia, en los precios y sus consecuencias .

Otra de las consecuencias de esta pandemia ha sido su impacto sobre los pisos turísticos, con un hundimiento en las reservas, cuyos propietarios han decidido pasarse al alquiler de temporada o, incluso, de larga estancia y a la venta para dar salida a estas viviendas.

El confinamiento y el consecuente parón de la actividad ha sido el principal escollo, como coinciden los mencionados expertos y añaden a la ecuación el hecho de que la situación de los alquileres vacaciones «desde el punto de vista jurídico es un caos».

Otro de los problemas de esta crisis ha sido la imposibilidad de algunos arrendatarios de abonar sus alquileres, un aspecto en el que, las negociaciones entre ambas partes han funcionado e, incluso, se han adelantado a las medidas que ha ido poniendo en marcha el Gobierno.

Hemos recomendado a nuestros clientes buscar esas negociaciones, un equilibrio de prestaciones. Esta modalidad permite, por ejemplo, en el caso de un hostelero que ha tenido que cerrar el restaurante durante el estado de alarma, que pueda evitar el pago de la renta durante unos meses o fraccionarlo en las semanas posteriores, pero con el compromiso de continuar con el arrendamiento más allá de la fecha de fin del contrato para que el arrendador pueda compensar el esfuerzo que le supone dar esta facilidad.

  • Fuente: El Independiente, Idealista

Pueblos de Málaga a los que escaparse

El interior de la provincia de Málaga cuenta con preciosos pueblos blancos para visitar y en los que disfrutar de la naturaleza, el ocio y la gastronomía.

Hoy queremos traerte una breve muestra que poder disfrutar en este periodo en el que el turismo de proximidad ha cobrado tanta importancia.

1.  Genalguacil
Conocido hoy por ser un auténtico museo de arte al aire libre, esta localidad es idónea no sólo para disfrutar del rico legado contemporáneo que tienen hoy sus calles sino también por su entorno natural. Cabe recordar que su territorio participa, por un lado, del paraje natural de los Reales de Sierra Bermeja y, por otro, del Bajo Genal. Así, los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de agradables paseos en sus distintas rutas de senderismo habilitadas, entre las que hay hasta dos etapas de la Gran Senda de Málaga.
En el casco urbano, además de disfrutar con esculturas, murales y otras obras de arte que hoy forman parte de su singularidad, tampoco faltan hoy alojamientos donde pernoctar y restaurantes donde desayunar, almorzar y cenar. Entre los primeros, está el complejo Jardines del Visir, así como distintas casas rurales. 


2.Juzcar
El pueblo que se conoce hoy como la Aldea Azul, en el Alto Genal, es otra buena opción para disfrutar de la naturaleza en un lugar tranquilo, donde hay mucho que hacer. De hecho, es un buen enclave para disfrutar del turismo activo, ya que empresas como Sport Mountain, Orondanatura o Exploramás, entre muchas otras, ofrecen allí la posibilidad de hacer barranquismo en la conocida como Sima del Diablo.
Tampoco faltan otros alicientes con menos adrenalina, como el senderismo, ya sea en algunas de la rutas que une a este pueblo del Valle del Genal con sus vecinos (como Cartajima o Pujerra) sino también con itinerarios tan interesantes como el que recorre parte del espectacular conjunto kárstico de Los Riscos. Júzcar tiene incluso una bodega, donde se podría incluso concertar una visita enoturística. Se trata de la Fábrica de Hojalata, que hace casi tres siglos echó a andar como la primera factoría siderúrgica del país. Además, tampoco le falta sitio donde alojarse y comer estos días.
Entre otros, allí está abierto la Posada Bandolero, un hotel que cuenta con un restaurante propio donde se trabaja con productos locales.

3.Comares
Este pueblo conocido como el Balcón de la Axarquía también es otro idóneo para hacer una escapada en este mes de junio. De hecho, allí aguarda una buena dosis de adrenalina para quienes busquen emociones fuertes.
La empresa Vive Aventura brinda la oportunidad de hacer una trepidante tirolina o incluso tener una experiencia única suspendido en el vacío con su original hamaca. Otra opción para casi todos los públicos son las vías ferratas que se pueden hacer en el entorno del casco urbano a través de esta empresa de turismo homologada. 
Estas actividades se pueden complementar con relajados paseos por el corazón de la villa, con sus calles empinadas y angostas y sus pasajes, que trasladan a los visitantes hasta el antiguo Al-Ándalus. Y, por supuesto, tampoco faltan las vistas panorámicas que hacen honor al lema turístico más famoso de la villa.
Para comer y pernoctar ya están abiertos algunos establecimientos, como el hotel Molino de los Abuelos, que cuenta con restaurante propio. Igualmente, también está abierto al público desde el pasado mes de mayo la venta Mirador de la Axarquía y varias casas rurales de la localidad. En julio, también estará disponible el hotel restaurante La Atalaya.

4.Canillas de Aceituno
A los pies de la cima de La Maroma -o pico Tejeda-, este pueblo de la Axarquía también se reivindica estos días como un destino propicio para desconectar. No sólo por ser uno de los puntos de partida de ascenso al techo de Málaga sino también por otros atractivos en su entorno, como el enclave de La Rahíge y su vertiginosa pasarela de El Saltillo (conocido como ‘El Caminito de la Axarquía’).
Otros enclaves de su territorio, a los que se puede llegar por rutas de senderismo o tranquilos paseos son el nacimiento del río Bermuza y la cueva de la Fájara. A ellos hay que unir la siempre enigmática cavidad de La Rábita, situada en el camino que lleva a La Maroma.
Y, después de hacer el camino, nada mejor que disfrutar de la oferta de restauración de la localidad, que es especialmente conocida por la preparación del chivo lechal malagueño, ya sea al horno (por encargo) o en otras elaboraciones tradicionales.
Entre los restaurantes que ya están abiertos estos días al público, destacan por su tradición La Sociedad y el Bodegón de Juan María. Igualmente, hay más de media docena de alojamientos rurales disponibles en estos días para quienes deseen hospedarse en el municipio. Entre ellas, están las casas Lobera, Azar o Montaña, entre otras.

5.Periana
En la Alta Axarquía, desde donde tiene unas vistas espectaculares al pantano de La Viñuela, el pueblo de Periana es otro de esos que no pueden faltar en una lista para disfrutar de lo que queda de primavera. Hay que tener en cuenta que su territorio es de lo más variado, gracias a que es uno de los que más aldeas y diseminados tiene de la provincia de Málaga.
Así cuenta con poblaciones con tanto encanto como Mondrón o Guaro. En esta última, se puede ver estos días el nacimiento del río de mismo nombre, que, tras las últimas lluvias, ofrece una de sus mejores caras. Tampoco faltan sitios para comer estos días, tanto en el pueblo de Periana como en sus aldeas.
Así ya han abierto sus puertas el Caserón de Guaro o el Bar Cuenca, entre otros. Igualmente, en el principal casco urbano hay otras opciones para disfrutar del tapeo y de la cocina más tradicional, como El Verdugo.
Algo más alejado, también es posible almorzar en Finca Oasis Las Palmeras. Igualmente, para quienes quieran hacer una escapada de unos días tienen donde elegir para pernoctar en distintos alojamientos rurales, como Cortijo Las Monjas, Cortijo Los Tulipanes, las Lomas de Moya o El Cañuelo, entre otros.

6. Benarrabá
También en el Bajo Genal, frente a Genalguacil y con acceso desde la carretera paisajística Ronda-Algeciras, este pueblo es otra buena opción para quienes quieran disfrutar de un descanso en plena naturaleza sin renunciar a la comodidad de establecimientos hoteleros. De hecho, a pesar de su reducidas dimensiones, además de las casas rurales, allí es posible alojarse ya en el hotel Banu Rabbah, uno de los establecimientos más experimentados en turismo de interior en la Serranía de Ronda. 

También desde el pasado año allí se encuentra el Benarrabá Hostel, aunque éste no reabrirá al público hasta finales de junio. El pueblo es idóneo también para la práctica del senderismo, a través de rutas que recorren su entorno montañoso o que bajan hasta el Genal a la altura del enclave conocido popularmente como el Prado de la Escribana. También merece la pena disfrutar de un agradable paseo por sus calles, adornadas con coloridas macetas en muchos casos, y tapear en algunos de los bares que estén abiertos estos días all público. También se pueden comprar productos de gran calidad, como los que elaboran en Embutidos y Jamones Andrés Ramos, empresa situada en el propio casco urbano.

¿Qué te ha parecido nuestra selección? 
Comparte otros pueblos que conozcas y que nos recomiendes visitar.

He heredado una vivienda, ¿cuáles son los gastos e impuestos?

En España tenemos muy arraigado el concepto de tener vivienda en propiedad. En épocas de crisis, optamos mayoritariamente por el alquiler, si bien, en momentos de bonanza el ciudadano español prefiere ser propietario. Y ocurre porque entendemos que esta posesión puede ser un buen “colchón” en caso necesario o ser un plan de pensiones asegurado para nuestra vejez si vendemos nuestra propiedad.

Más del 80% de las familias en España tiene al menos una vivienda en propiedad. Comprar una vivienda supone una de las mayores decisiones económicas para los españoles y, en consecuencia es uno de los bienes de mayor valor en una herencia.

Sin embargo, recibir una casa en herencia puede convertirse en un “caramelo envenenado”, ya que para ejecutar la recepción de la herencia se han de realizar una serie de trámites, que conllevan un coste que no siempre se puede asumir.

Gastos de heredar una vivienda

El Impuesto de Sucesiones

Hasta abril de 2019 Andalucía sufría una de las cuotas más altas de impuesto en concepto de herencias y sucesiones. Este fue bonificado al 99% para las herencias con una cantidad hasta el millón de euros.

Además, también se redujo al 50% el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para las familias numerosas y se rebajó el tramo autonómico del IRPF donde se eliminaron además varias escalas para igualarlas al nivel nacional.

Plusvalía municipal

Este impuesto se paga tanto si se opta por la transmisión de titularidad de la vivienda como si se vende, dona o hereda y depende de una serie de parámetros y porcentajes establecidos por cada Ayuntamiento.

En el caso de las herencias, el pago se realiza en el momento en el que heredas la propiedad.

Otros impuestos y gastos

Todo bien inmueble está obligado por ley a tributar impositivamente en el municipio que le corresponda el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, variando este en función de la categoría catastral que tenga el inmueble.

Del mismo modo, las viviendas con garaje están obligadas a tributar por la licencia de vado o paso de vehículos, en aquellos municipios que así lo exijan.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de los gastos derivados del mantenimiento mismo de la vivienda (suministros, arreglos, etcétera).

Asesórate para evitar quebraderos de cabeza

Opciones del heredero o herederos

¿Qué hacer con una vivienda heredada? Si aún no se dispone de vivienda en propiedad, la opción de asumir todos y cada uno de los costes que hemos desgranado puede resultar una opción atractiva.

En muchos casos, el comprador se encuentra sustituyendo la mensualidad del alquiler por el pago fraccionado de los costes de la sucesión.

El mayor problema recae en aquellas familias que con una vivienda en propiedad, reciben en herencia una segunda propiedad y no quieren o no pueden hacer frente a los gastos derivados de la recepción y mantenimiento de la misma.

Así pues, veamos cuáles son las opciones que tienen los herederos:

Vender la vivienda

La solución menos gravosa para el heredero, que aun cuando debe hacer frente a los gastos de herencia y cambio de titularidad de la vivienda, así como el correspondiente IBI del año en curso y la plusvalía que pueda obtener de la venta, su responsabilidad acaba aquí.

Recuerda que, en el caso de la venta de una vivienda heredada, para el cálculo de la plusvalía en el I.R.P.F., se toma como referencia el valor declarado en la herencia.

Alquilar la vivienda

En un momento de aumento del precio de los alquileres, son muchos los propietarios que optan por el alquiler de la vivienda que se ha heredado. Tenga en cuenta los gastos que esta decisión acarrea.

Existe una tercera vía

Mantener la vivienda sin utilizarla para obtener una rentabilidad a futuro. En esta opción, el propietario no obtiene rentas de la vivienda, pero, por el contrario, tributa por ella como un bien que genera un beneficio. A lo que se suman todos los gastos de mantenimiento, el IBI y la potencial pérdida de valor si esta acción no se realiza de forma adecuada.

También puede ocurrir que la propiedad a heredar tenga cargas, ya sea por una hipoteca pendiente o embargos, y el beneficiario prefiera renunciar a la herencia, siendo este un derecho que le asiste.

Si deseas conocer cual es la opción más interesante y beneficiosa para ti, no dudes en contactarme.

La restauración, en los últimos tiempos, de los edificios más emblemáticos de Málaga

La capital de la Costa del Sol es, sin duda, una ciudad con grandes atractivos para residentes, visitantes, originarios y extranjeros. Cosmopolita, en continua evolución y desarrollo, se halla inmersa en un rediseño y remodelación permanente.  

Hoy nos acercaremos a algunos de los edificios más emblemáticos de Málaga para contaros como se han actualizado y renovado en los últimos tiempos.

Edificio de Correos

Aún no está muy claro el uso que su nuevo propietario va a dar al emblemático edificio de Correos. Si sabemos que ha pasado de la Junta de Andalucía a ser adquirido por la empresa Nitsba Spain por más de 23 millones de euros. Será cuestión de tiempo que podamos confirmar si se tratará de un hotel o no.

Vista general del Edificio de Correos

Gran Hotel Miramar

Este ha pasado de ser Hotel Príncipe de Asturias a hospital de Sangre durante la Guerra Civil y sede del Palacio de Justicia. En 2008 fue adquirido por Hoteles Santos y devuelto a su función original: un hotel, en este caso de gran lujo.

La rehabilitación se concluyó en 2017, fue ejecutada por el Grupo ORP y con un coste final de 30 millones de euros.

Fachada del Gran Hotel Miramar

Palacio de la Aduana

Habilitado como Museo de Bellas Artes y Arqueología, se remodeló para devolverle la imagen que tenia en 1922, cuando un incendio acabó con su majestuoso tejado a dos aguas.

El renovado edificio se inauguró en 2016 y fue la empresa Sacyr la ejecutora de la remodelación tras una inversión de más de 31 millones de euros.

Interior del Edificio de la Aduana

La Equitativa

Esta edificación también ha tenido diversos usos a lo largo de la historia: desde sede de la compañía de seguros La Equitativa, de quien toma su nombre, a edificio residencial y de comercio.

Este edificio será rehabilitado, pero no en su totalidad. La mitad de este se destinará a hotel de lujo y será explotado por la marca luxury Only You.

Las obras, que se prevén que acaben para finales de este año, corren a cargo de la constructora Verosa, suponiendo una inversión de mas de 22 millones de euros.

La inconfundible fachada de La Equitativa

La Catedral de Málaga

Y no podemos pasar por alto los problemas de permeabilidad de nuestra “manquita”, conocida así por contar con una sola torre acabada.

La remodelación de la cubierta se finalizó en 2009, superando la inversión los 1,6 millones de euros. Sobre el templo sigue asociándose el debate de si se construye esa segunda torre inacabada o no.

Panorámica de la “Manquita” tomada desde la
Plaza del Obispo.

Como veis las remodelaciones y adecuaciones se han hecho, en gran parte, para atender las necesidades actuales de la ciudad: alojamiento hotelero y espacio cultural y de ocio.

¿Seguirán cambiando los edificios de Málaga?  “Lo único que permanece constante es el cambio”

Heráclito.

La desescalada en el Sector Inmobiliario

Las medidas del desconfinamiento anunciadas por el Gobierno contemplan la reactivación escalonada de la actividad económica y empresarial en varias fases. Pero, ¿cómo se aplican exactamente para el sector inmobiliario?

Fase 0: atención a clientes con cita previa

El estadio previo al desconfinamiento, o fase 0, comenzará el 4 de mayo y establece la apertura de locales y establecimientos comerciales con cita previa para la atención individual de los clientes. 

Es decir, en esta fase las agencias inmobiliarias podrán volver a abrir sus oficinas, pero solo para atender consultas concertadas previamente. Las indicaciones de las autoridades, además, especifican que se deberá garantizar al máximo la seguridad tanto de los profesionales como de los clientes. Si el servicio profesional requiere contacto con el cliente, es obligatorio el uso de medidas de protección como guantes y mascarilla. 

Fase 1: apertura en condiciones de estricta seguridad

La fase 1 se extenderá, previsiblemente, del 11 al 25 de mayo, aunque puede variar en función de la evolución del virus en cada territorio.

Durante esta fase podrán abrir los establecimientos, excepto los centros o parques comerciales. Es decir, las agencias inmobiliarias tendrán que adoptar algunas limitaciones para garantizar la seguridad. Así, por ejemplo, se indica que la distancia mínima entre clientes debe ser de 2 metros y, en el caso en que no sea posible, solo podrá haber un cliente a la vez. 

Trabaja manteniendo las distancias de seguridad.

A partir de esta fase se permitirá la movilidad dentro de la misma provincia, por lo que será posible el desplazamiento de clientes de poblaciones cercanas. 

Fase 2 y siguientes: mantenimiento de medidas de seguridad

A partir de la fase 2, que entrará en vigor el 26 de mayo en aquellas provincias cuya evolución sea favorable, se amplía el aforo de los locales comerciales de manera progresiva, pero siempre con la exigencia de poder garantizar una distancia mínima de 2 metros entre clientes. 

La movilidad entre provincias no comenzará hasta la fase 4 o de ‘nueva normalidad’, prevista para finales de junio, por lo que hasta entonces no se podrá atender presencialmente a los clientes de otras procedencias. 

*Fuente: Habitaclia

Ayudas al alquiler, en Málaga, por el coronavirus

La semana pasada, desde Keller Williams Imperial, te facilitábamos la guía para solicitar una moratoria en tu hipoteca.

Hoy queremos contarte cuales son las medidas tomadas por el gobierno con relación al alquiler.

Prorrogas y microcréditos

El pasado martes 31 de marzo, seaprobó en el Consejo de Ministros una batería de medidas para “rescatar” a unos 500.000 inquilinos afectados por las consecuencias económicas provocadas por el coronavirus. Entre ellas se encuentra el acceso para inquilinos vulnerables a microcréditos avalados por el Estado, una prórroga de seis meses a los contratos que acaben a partir del 1 de abril o impedir los desahucios hasta final de año.

Las medidas que se han aprobado en el Consejo de Ministros de este martes 31 de marzo son:

  • Una suspensión de los desahucios para aquellos inquilinos en situación de vulnerabilidad que se queden sin alternativa habitacional. La suspensión alcanzará los seis meses desde el fin del estado de alarma.  
  • Para aquellos arrendatarios en situación de vulnerabilidad se aprobarán microcréditos a los bancos, sin intereses ni comisiones, avalados por el Estado que se podrán devolver en seis años. En caso de no poder devolverlo en ese plazo, se podría ampliar a cuatro años más.
  • Se podrán acoger a este programa de microcréditos todos aquellos que no puedan hacer frente al pago del alquiler de sus casas por la pérdida de su empleo, acogidos a un ERTE o reducción de jornada. Esta medida también se amplía a los autónomos que estén sufriendo una caída sustancial de sus ingresos para poder pagar sus rentas.
  • También, se aprueba una prórroga extraordinaria de seis meses en los contratos de arrendamiento de la vivienda habitual que venzan en los dos meses siguientes a la entrada en vigor de esta norma. Esto significa que el propietario no podrá subir el alquiler durante el próximo medio año.
  • En el caso de que el propietario de la vivienda arrendada sea un gran tenedor o un fondo de inversión – a partir de 10 inmuebles, ya sea persona física o jurídica -, el inquilino vulnerable podrá acogerse a una moratoria del pago de la renta mientras dure el estado de alarma o si persiste la vulnerabilidad (máximo de cuatro meses).
  • Para devolver estas rentras aplazadas, el gran tenedor puede decidir si realizar una quita del 50% de la deuda que se ha generado o una reestructuración de la deuda en los próximos tres años.

Los arrendatarios cuyos arrendadores son grandes tenedores también pueden acogerse a las líneas de ayuda públicas.

La actual situación requiere importantes medidas que hagan más leve, a inquilinos y propietarios, la crisis provocada por el coronavirus. Sin embargo, tratar de legislar todos los supuestos posibles y establecer diferencias entre los propietarios e incluso entre las familias vulnerables, en función de si viven alquiladas o en propiedad, no parece ser la mejor de las vías. Es posible que solucione el presente inmediato, pero desde luego no parece preocuparse de las consecuencias que sus medidas puedan tener para las personas en el medio o el largo plazo.

Desde el gobierno se destacó que “los pequeños propietarios que tengan inmuebles en alquiler van a percibir íntegramente las rentas, pero los grandes tenedores y fondos tendrán que arrimar un poco el hombro y hacer un esfuerzo como todo el mundo”.

“Este decreto recoge medidas muy importantes para los inquilinos en situación de vulnerabilidad. Calculamos que cerca de medio millón de inquilinos pueden acogerse a estas ayudas. El Estado no va a dejar tirado a nadie. Las familias que se vean en la imposibilidad de pagar el alquiler o de devolver los créditos no van a ser expulsadas de sus casas, el Estado se hará cargo de la deuda”, añadió el vicepresidente y líder de Unidas Podemos.

En caso de que los hogares tampoco puedan hacer frente al pago de los microcréditos, contarán con una ayuda que podría llegar hasta un máximo de 900 euros al mes y hasta el 100% del principal e intereses del préstamo suscrito con el ICO, y de 200 euros al mes para atender los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos con el límite del 100% de los mismos.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cifra el coste de los intereses y avales de los créditos ICO en unos 700 millones de euros, 300 en ayudas a los perjudicados estructurales por la crisis y 400 a través del Plan de Vivienda 2018-2021.

Medidas a largo plazo

Desde Keller Williams Imperial consideramos que esta situación vuelve a dejar en evidencia la necesidad de un parque de viviendas en alquiler más extenso, ya que estamos casi 10 puntos por debajo de la media europea, y que el ámbito privado y publico vayan de la mano para que la ciudadanía pueda acceder sin dificultades y con precios competitivos a dichas viviendas.

La vivienda, ya se ha puesto de manifiesto, así como la labor de los agentes y asesores cobran la importancia que llevamos tiempo reclamando. Un sector regularizado y en un marco legal acorde a las necesidades reales de la ciudadanía y a lo largo del tiempo.

¿Cómo presentar una moratoria hipotecaria en Málaga?

En Keller Williams Imperial te hemos preparado una guía con los pasos y requisitos necesarios para poder solicitar una moratoria en tu hipoteca.

Los ciudadanos que se queden en desempleo o pierdan la mayor parte de sus ingresos pueden pedir a su banco un periodo de carencia en el pago de su vivienda. Son muchos los requisitos y , como vais a comprobar, puede llegar a ser toda una odisea. Te respondemos, a continuación, a las dudas más frecuentes que se plantean sobre esta moratoria.

¿Quiénes pueden solicitarla?

El RD–Ley 8/2020, de 17 de marzo, establece la posibilidad de una moratoria en el pago de la deuda hipotecaria en lo que respecta a la vivienda habitual, para aquellos afectados por las dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19.

Para la concesión de la referida moratoria es necesario acreditar la situación de vulnerabilidad económica en base a los siguientes requisitos.

– Trabajadores por cuenta ajena que queden en situación de desempleo.

– Trabajadores por cuenta propia (empresarios o profesionales) que vean disminuidos sus ingresos o caer sus ventas de forma sustancial (de al menos un 40%).

– Fiadores y avalistas del deudor principal que estén en alguna de las dos situaciones anteriores y se vean en la situación de responder por una deuda.

En cualquiera de los tres casos anteriores, se ha de acreditar que el conjunto de ingresos de la unidad familiar no supere los siguientes límites:

– El triple del IPREM, con carácter general (537,84 euros x 3 = 1.613,52 euros)

– Límite anterior más 0,1 veces el IPREM por cada hijo dependiente de la unidad familiar.

– Más 0,15 veces el IPREM en caso de unidad familiar monoparental.

– Más 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años dependiente de la unidad familiar.

– Cuatro veces el IPREM en caso de miembro con discapacidad igual o superior al 33% dependiente de la unidad familiar que por su situación no pueda desempeñar actividad laboral. (Acumulable con los incrementos por hijo a cargo).

– Cinco veces el IPREM en caso de que el deudor hipotecario sea persona con discapacidad intelectual igual o superior al 33%, o con discapacidad física/sensorial igual o superior al 65%, o que padezca enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral.

Asimismo, es necesario acreditar que la cuota hipotecaria más los gastos y suministros básicos resulten superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar. Este requisito está suscitando dudas entre los consumidores y los propios bancos, ya que el decreto no concreta cuáles son esos gastos y suministros que se consideran básicos. Suelen considerarse suministros básicos el agua, la electricidad y el gas; mientras que entre los gastos básicos asociados a la vivienda podrían incluirse la comunidad, el seguro de hogar o el IBI.

Documentación a aportar:

A fin de acreditar la efectiva situación de vulnerabilidad económica:

– Certificado de desempleo, donde figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo, en caso de trabajadores por cuenta ajena. Se puede obtener en la Sede electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

– Certificado de cese de actividad, en el caso de los trabajadores por cuenta propia o documento acreditativo, en su caso, de la situación de minoración de ingresos (reducción de la facturación).

En lo que refiere a los miembros de la unidad familiar:

– Libro de familia o certificado de pareja de hecho.

– Certificado de empadronamiento con relación de las personas que se encuentren empadronadas en la vivienda, dentro de los seis meses inmediatamente anteriores a la declaración del Estado de Alarma.

– Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

Sobre la titularidad de los bienes:

– Nota simple del Registro de la Propiedad de las escrituras de compraventa y préstamo hipotecario

– Declaración responsable del deudor o deudores, en relación al cumplimiento de los requisitos anteriores.

Plazo de presentación y aplicación

La solicitud podrá realizarse hasta 15 días después de la fecha fin de la vigencia del Estado de Alarma.

El plazo de que dispone la entidad bancaria para su resolución y consecuente implementación será de un máximo de 15 días.

¿Me cobrarán intereses por el aplazamiento de pago?

La medida consiste en la suspensión del pago de la deuda, sin devengar intereses ordinarios ni moratorios. Durante el tiempo que dure no se puede aplicar la cláusula de vencimiento anticipado.

¿Cuánto tiempo dura la moratoria?

Esta es otra de las grandes lagunas del decreto, pues no establece cuánto tiempo debe aplicar el banco la moratoria. El artículo 14 dice que se aplicará «durante el plazo estipulado para la misma», pero la citada ley no lo estipula. En la misma se afirma como norma general que las medidas «previstas en el presente real decreto ley mantendrán su vigencia durante el plazo de un mes desde su entrada en vigor». Pero eso no cuadra con otra estipulación relativa a la moratoria, y es que se podrá solicitar «hasta 15 días después del fin de la vigencia» del decreto. La lógica dicta que la moratoria debería cesar cuando cesen las circunstancias que la justifican, es decir, cuando se recuperen los ingresos de la unidad familiar. En la práctica, cada entidad está aplicando un criterio. Se espera que el Gobierno dé una aclaración al respecto.

Desde Keller Williams Imperial os iremos informando de las novedades que vayan surgiendo a este respecto.

Nuestros mejores deseos desde todo el Equipo Imperial. #YoMequedoEnCasa. #TodoVaaSalirBien

  • Fuente: Diario el Sur

El no poder acercarnos nos ha unido.

Bajó apresurado al trastero para revolver entre objetos olvidados y rescatar esos juegos de mesa que hacía mucho que ya no servían de entretenimiento. Todo había cambiado bruscamente, tocaba rescatar otras muchas realidades.

Así ha desempolvado capas en nosotros este germen invisible. Ha removido y seguirá removiendo nuestra seguridad, cotidianeidad, nuestras prisas, nuestros éxitos, nuestras caídas… Hace días que no podemos dar por sentado lo que, hasta hace muy poco, era nuestra realidad imperturbable.

A veces la vida te improvisa, te desborda por dentro y pone orden a su modo, así sin más sin pedir permiso. O no. Seamos justos que son muchos lo beneplácitos y permisos concedidos. Y forzamos la máquina hasta la extenuación, haciendo caso omiso a las señales, negando hasta que estas pistas se tornan cicatrices por nuestra bravuconería, por nuestro ego, por sentirnos los reyes del mambo en un escenario que no nos pertenece. Y no aprendemos.

Y algo tan pequeño nos sigue enseñando; lo invisible e inmaterial nos sigue dando lecciones sin voz.

Este virus solo nos pide quedarnos en casa. Como esa madre que castiga y, antes de dar sentencia, llora sin lagrimas por que le duele más a ella que a sus hijos.

Y es que este virus esconde tras su dureza un grito de auxilio feroz, una ayuda que no pide para sí. Como no entendemos que ese grito es en nuestro propio beneficio, que esta rebeldía es por nuestra perpetuidad. Que es en la deriva donde nos vemos obligados a encontrar nuestro timón y que solo la tomamos en serio si la zozobra viene por tormenta ajena.

Quédate en casa, nos pide. En la seguridad de un espacio propio, donde más libres nos sentimos, con nuestros hijos, con nuestros seres queridos. Curioso escarmiento.

– “Quédate en calma que quiero enseñarte algo más”- nos dice. Que lo importante es justo esto a lo que ahora te obligo. Cambia tus prisas por estar con tu familia, tus negocios y proyectos con el mundo por los vínculos que más te han de importar. Tu realidad virtual por una realidad de carne y hueso de la que ahora te privo porque solo así pareces valorarla.

Quédate en casa que quiero que reflexiones, que tengas tiempo para ti y para volver a ser nosotros mismos. Tiempo para reír, desconectar, para que tus hijos solo vean esta situación como una oportunidad de disfrutarte, tiempo para abrazos y besos que de otro modo no serían posibles, tiempo para ropa holgada y zapatillas de andar por casa combinadas con teletrabajo y llamadas, tiempo para rescatar lo simple que las prisas diarias no nos dejan ver, como ese polvo que cubre nuestros juegos olvidados.  

En Keller Williams seguimos acompañando y dando capacitación y herramientas a nuestros agentes asociados

Ahora toca aprender a conjugar el verbo me quedo en casa. Curioso escarmiento.

No molesten los inconscientes y necios que esto hay que pararlo. Que no molesten que cuando salgamos a las calles esto hay que ponerlo en pie. Si se puede cambiar por un nuevo destino, lo creo firmemente porque no es la primera vez.

¿Sabes qué nos da certeza de que algo está cambiando…? Nuestros ojos llenos de ganas de vernos y nuestras manos ávidas de abrazos. Ruidos, humos y prisas que este germen invisible ha venido a sustituir por silencio, aguas limpias y quietud, también por miedo e inseguridad, sí.

– “Todo saldrá bien”- dilo bajito cuando las dudas te asalten, calma tus miedos porque si: todo saldrá bien.